Tatuajes y piercings: ¿una moda que puede traer complicaciones?

Es indiscutible el auge que han despertado los tatuajes y piercings, aunque con ellos también ha crecido el número de consultas dermatológicas, ya que algunos pacientes pueden presentar ciertas consecuencias derivadas de esta práctica.

Las complicaciones son diversas y pueden variar de acuerdo a cada persona, aunque también podría darse el caso de no ocurrir ninguna.

A continuación podrá observarse cuáles son esas posibles afecciones y la mejor forma de prevenirlas.

Lo que debe tenerse en cuenta

A pesar de lo simple e inocente que puede parecer para muchas personas, la decisión de realizarse un tatuaje o colocarse un piercing es un acto que debe asumirse con responsabilidad. Para esto es necesario seguir medidas preventivas que garanticen la salud de quien lo porta, así como la calidad y duración del trabajo.

En comparación con los piercings, los tatuajes podrían causar complicaciones más difíciles de tratar. Esto se debe a los pigmentos que son introducidos en la epidermis, y a que la piel está expuesta a un proceso más prolongado, con un mayor número de incisiones, lo que evidentemente incrementa los riesgos.

Dentro de las consecuencias negativas relacionadas a los tatuajes pueden mencionarse:

  • Infecciones de VIH
  • Hepatitis
  • Dermatosis
  • Impétigo
  • Celulitis
  • Linfangitis aguda
  • Abscesos
  • Queloides

En cuanto a los piercings, se encuentran:

  • Infecciones por estafilococos o estreptococos
  • Queloides

Es necesario destacar que las zonas más sensibles a desarrollar este tipo de complicaciones son los cartílagos, la pirámide nasal, la cavidad oral o el ombligo, siendo las más delicadas las ubicadas en la zona genital y el área de los pezones.

Lo más recomendable es estar atento y consultar a un especialista ante cualquier síntoma, y tener presente que éstos pueden aparecer en el transcurso de los primeros días, e incluso meses después de su realización.

¿Qué hacer para evitar complicaciones?

Lo esencial en todo proceso es seguir una serie de medidas indispensables para garantizar que se cumpla el ciclo de forma satisfactoria, sin generar mayores molestias y complicaciones.

  • Acudir a un centro confiable, que cumpla con las medidas adecuadas de asepsia para evitar infecciones.
  • Realizarse una prueba de alergia, por lo menos 24 horas antes de realizarse el tatuaje, sobre todo si este requerirá el uso de colores fuertes.
  • Cumplir con las medidas de higiene y fotoprotección, lavándose la zona varias veces al día con agua tibia y jabón neutro, aplicando cremas epitelizantes y regeneradoras. También evitar la exposición al sol, al igual que bañarse en el mar, piscina o jacuzzi, por lo menos durante un mes o hasta que cicatrice por completo.
Leave a Reply

Your e-mail will not be published. All required Fields are marked

kheera